Las facturas, la hipoteca, el colegio, la escasez del trabajo, y que los precios cada vez son más elevados, hacen que cada vez tengamos más gastos y menos ingresos. Estamos viviendo un momento de crisis económica mundial