Si tu hijo escarba el plato apartando ciertos alimentos, si cuando se sienta a la mesa no quiere comer porque dice que no le gusta… no te pongas nerviosa, aquí encontraras algunas recomendaciones y trucos para mejorar esa situación.