A partir del quinto o sexto mes de gestación puedes notar como tu vientre se contrae y se endurece. Son las conocidas contracciones de Braxton Hicks, y no son más que contracciones uterinas