Es un aceite totalmente natural con propiedades muy beneficiosas para el cuidado de la piel, tanto durante el embarazo como en el posparto. Previene la aparición de estrías, ayuda a evitar la práctica de la episiotomía y favorece la cicatrización en caso de cesárea.