Club Madres | Alimentación durante el embarazo
7097
post-template-default,single,single-post,postid-7097,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Alimentación durante el embarazo

Una alimentación adecuada y equilibrada es una garantía para tu salud y la de tu hijo. No es necesario comer por dos, hay que controlar el peso, y es aconsejable no engordar más de 10 kilogramos en todo el embarazo.

La dieta durante el embarazo

Lácteos: Se debe consumir diariamente entre medio y un litro de leche o sus derivados (yogurt, batidos, leche, etc.). el calcio que llevan ayuda a formar el sistema óseo de tu hijo.

Carnes, pescados y huevos: Son una fuente muy importante de proteínas necesarias para la formación y desarrollo de tu hijo. Debes tomar diariamente una o dos raciones de carne o pescado. La carne es preferible que la consumas rica en hierro como la ternera, el buey o el caballo. El pollo es un alimento excelente, sin piel ni grasa. Los huevos también aportan vitaminas y minerales pero no hay que excederse de 3 o 4 a la semana por ser una fuente importante de colesterol. Todos estos alimentos deben ser preparados a la plancha, brasa, hervidos o al horno.

Verduras y frutas: Aportan muchas vitaminas y minerales, Debes tomar cada día, al menos un plato de verdura de hoja y ensalada variada, también dos o tres piezas de fruta fresca del tiempo, especialmente cítricos (naranjas, mandarinas, pomelos, etc.).

Legumbres: Una o dos veces a la semana toma lentejas que contienen proteínas y hierro.

Pan y cereales: Es conveniente pero en cantidades no excesivas. De pan normal o integral es recomendable no ingerir más de 3 o 4 rebanadas al día. También se puede consumir arroz, patatas y pasta de forma muy moderada. Los cereales (copos de maíz, trigo, arroz hinchado, etc.) son un excelente alimento.

Aceites vegetales y margarina: Utilizar para los guisos y condimentación de los alimentos preferiblemente aceite de oliva o girasol.

Lo que debes evitar

  • Debes evitar el consumo habitual de carnes preparadas (hamburguesas, francfurts, etc.).
  • El consumo de embutidos, patés, quesos curados y conservas.
  • La utilización habitual de bollería o pastelería industrial.
  • Un exceso de sal
  • Evita las bebidas gaseosas y las colas.
  • Abstente durante todo el embarazo de tomar bebidas alcohólicas.
  • No fumes, dale a tu hijo oxígeno en vez de humo.

 

Recomendaciones generales

Es preferible repartir la comida en 4 o 5 veces al día.
Mantén una actividad física moderada. Intenta caminar una hora diaria.
Extrema tu higiene dental para prevenir las caries y si es necesario consulta a tu dentista.
Dúchate diariamente e hidrata la piel, sobre todo en la zona abdominal, glúteos y mamas para prevenir las estrías cutáneas.