Club Madres | SEMANA 05: Se confirma el embarazo
2858
post-template-default,single,single-post,postid-2858,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

SEMANA 05: Se confirma el embarazo

La madre

embarazo semana 5¡Enhorabuena! Finalmente no menstruaste, has decido hacer un test de embarazado y te ha salido positivo.

Cambios físicos: Aunque tú aprecies la zona de tu útero o bajo vientre más voluminoso de lo normal, sobretodo si eres delgada, aún no se nota tu embarazo. Por la noche, después de todo un día sin tumbarte, se puede acentuar esa hinchazón. Tus pechos empezarán también a aumentar de tamaño y estarán sensibles. Pero para la gente estos cambios físicos no se aprecian en absoluto.

Síntomas de embarazo: De todos los síntomas mencionados en la semana anterior lo que peor se lleva son las náuseas, sobretodo por las mañanas. Intenta levantarte despacio e incluso tomar algo en la cama antes de hacerlo.

Cuídate: Estás embaraza y ahora más que nunca tienes que cuidarte, por eso no dejaremos de repetírtelo a lo largo de los próximos meses. Tu bebé se nutre ya de ti, así que debes asegurarte de ingerir comidas sanas (es falso que tengas que comer por dos). Elimina por completo el alcohol, el tabaco, las drogas y consulta con tu médico antes de tomar un medicamento.

Recuerda tomar ácido fólico (debes ingerirlo desde antes de estar embaraza) pero sobretodo es de especial importancia su ingesta durante los tres primeros meses de gestación para evitar que el bebé desarrolle espina bífida y labio leporino. Consulta más información sobre el ácido fólico.

Es importante que le hagas caso a tu cuerpo y descanses siempre que te notes agotada. Intenta dormir siempre de lado, así facilitas el riego sanguíneo en la zona del útero.

Control médico: Ahora ya puedes pedir visita a tu ginecólogo el cual solicitará un análisis de tu sangre que confirme el embarazo, además de comprobar tu estado de salud y si eres inmune a diferentes enfermedades. También te realizará una primera revisión (tacto vaginal: para comprobar si el tamaño del útero es correcto; y citología: para conocer si hay bacterias u otros microorganismos anómalos). También te hará un historial clínico completo: enfermedades importantes, antecedentes familiares, ciclos menstruales, anticonceptivos usados, consumo de alcohol, drogas y tabaco, alergias, embarazos anteriores, si tomas algún medicamento, etcétera. Dependiendo de si tienes asistencia médica pública o privada te harán menos o más controles durante el embarazo pero hay un mínimo de controles por ley.

Consulta tus dudas: El embarazo es un periodo maravilloso pero también lleno de incógnitas, por eso es importante que preguntes todas tus dudas y consultes lo que necesites saber. A partir de ahora, y hasta que tengas a tu bebé, las visitas con tu ginecólogo y comadrona serán frecuentes, y están para responder a todas tus cuestiones.

El bebé

Desarrollo: Durante esta semana se ha formado la placenta (aunque todavía no ejerce toda su función). Se conectan los capilares sanguíneos de la placenta del bebé con el útero y, por primera vez, le llega tu sangre al bebé. Con esta conexión ya queda confirmado tu embarazo según la OMS (Organización Mundial de la Salud)..

El embrión ya tiene tres grupos de células diferenciadas:

  • Las que van a formar el esqueleto, los músculos, sistema urinario, sistema reproductor, sistema circulatorio, y el tubo neural.
  • Las que se desarrollarán en los pulmones y el sistema digestivo.
  • Las que crearán el sistema nervioso, la piel, el cabello, el cristalino de los ojos, el esmalte dental y el cerebro.


Se empieza a formar el sistema cardiovascular y las primeras células sanguíneas circulan a través del bebé.

Durante esta semana el embrión se desarrolla formando una cabeza redondeada y más gruesa que el tronco, donde se está formando un esbozo de lo que será la espina dorsal. A su vez, en la parte opuesta de la cabeza, se forma una especie de cola, que irá acortándose y desapareciendo a medida que transcurren las semanas.