Club Madres | SEMANA 38: Preparado para nacer
2793
post-template-default,single,single-post,postid-2793,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

SEMANA 38: Preparado para nacer

La madre

embarazo semana 38Síntomas de embarazo: Es posible que sientas más contracciones de Braxton Hicks de lo habitual pero debes de estar atenta para reconocer las verdaderas señales de parto. A partir de esta semana las molestias pueden aumentar, tu cuerpo se prepara para el gran día. Los viajes al baño, los dolores de espalda y la incomodidad al dormir y al andar aumentarán debido a la presión que el bebé ejerce al estar encajado.

Síntomas de parto: Nadie sabe qué desencadena el parto exactamente. Lo que sí sabemos es que los pulmones del niño y tu placenta son la clave de la sincronización. Cuando los pulmones están maduros, segregan una proteína al líquido amniótico que altera la producción hormonas. Este cambio hace que la placenta reduzca la emisión de la hormona progesterona y fomente la producción de una nueva hormona: la oxitocina. La oxitocina regula las contracciones del útero e indica si hay parto. También bloquea tus recuerdos y te ayuda a olvidar el dolor y unirte al bebé.

Cuídate: Camina, descansa y sobretodo duerme mucho ya que dentro de unos días pasarás a dormir muy poco y de forma intermitente. Bebe mucho líquido para estar bien hidratada.

Control médico: A partir de ahora, el bebé está en condiciones óptimas para nacer. En esta semana ya habrá adoptado la posición definitiva. Lo más probable es que esté cabeza abajo y con la cara mirando hacia atrás, listo para nacer. El médico te podrá decir a través de una ecografía si se encuentra en otra posición que haga necesaria una cesárea para evitar riesgos.

El bebé

embarazo semana 38Desarrollo: El bebé ya ha perdido el lanugo, ese vello que le cubría todo el cuerpo hace unas semanas, pero es posible que le quede un poco, tras el parto, en la zona de la cara y los hombros, aunque se le caerá en las primeras semanas de vida. La capa de grasa (vérnix caseosa) también empieza a desaparecer, aunque al igual que el lanugo, hay bebés que nacen con un poco de ella.

Actividad: El bebé traga líquido amniótico y continúa acumulándolo como material de desecho en su intestino. Recuerda que tu bebé te oye, reconoce tu voz y tiene memoria, aprovéchalo para interactuar y comunicarte con él.

Medidas: El bebé mide 34 centímetros desde la cabeza a las nalgas y 48 centímetros de longitud total. Ya pesa 2,900 kilos.