Club Madres | SEMANA 33: Dulces sueños mi vida
2801
post-template-default,single,single-post,postid-2801,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

SEMANA 33: Dulces sueños mi vida

La madre

embarazo semana 33Cambios físicos: Muchas mujeres embarazadas padecen el síndrome del túnel carpiano, caracterizado por una hinchazón de los nervios de las muñecas. Los síntomas son tener las muñecas y los dedos de las manos doloridos o entumecidos y puede causarte torpeza en la manipulación y sujeción de objetos. La culpa es de la retención de líquidos. Para aliviarlo durante la noche, lo mejor es cambiar de posición para evitar presionar las manos o las muñecas. Llevar una muñequera también ayuda a mantener la muñeca extendida.

Síntomas de embarazo: Tus pulmones cuentan cada vez con menos espacio por lo que tu respiración es más dificultosa sobretodo cuando estás tumbada. Prueba a dormir algo inclinada colocándote almohadas y evita dormir boca-arriba.

Desde que sabes el sexo del bebé estás más receptiva a todos los nombres con los que te cruzas. Para ayudarte en la elección de proponemos una lista muy amplia que incluye el significado de los nombres, su origen y onomástica. Consulta aquí los nombres de niña y los nombres de niño.

El bebé

embarazo semana 33Desarrollo: Se ha descubierto que a partir de esta semana, el bebé realiza unos Movimientos Oculares Rápidos (MOR) que pueden ser señal de que el niño sueña.

Durante esta semana el cerebro del bebé prosigue su rápido desarrollo, teniendo los cinco sentidos ya en funcionamiento. Puede ver todo lo que le rodea, saborear el líquido amniótico que traga, sentir el tacto del dedo que chupa, oír el corazón y la voz de su madre…y aunque en el saco amniótico no hay aire que le lleve olores, si lo hubiera, también podría olerlos.

Actividad: El bebé cada vez tiene menos espacio para moverse por eso disminuye el volumen del líquido amniótico para ganar espacio, pero aunque sus movimientos no son tantos como antes no deben desaparecer, en ese caso consulta al médico.

Medidas: El bebé mide 29 centímetros desde la cabeza a las nalgas y 42 centímetros de longitud total. Ya pesa 1,900 kilos.