Club Madres | SEMANA 29: Se coloca con la cabeza hacia abajo
2810
post-template-default,single,single-post,postid-2810,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

SEMANA 29: Se coloca con la cabeza hacia abajo

La madre

embarazo semana 29Cambios físicos: El útero sigue creciendo un centímetro por semana, ahora mide 29 centímetros más o menos. Y tu peso total aumentará a partir de ahora unos 400 gramos semanales.

Síntomas de embarazo: Seguramente tendrás más calor y sudarás más que el resto de personas, aunque sea invierno, eso es debido al aumento de tu índice metabólico, ya que tu cuerpo trabaja más para alimentar a tu bebé y eso produce un exceso de calor y de sudoración.

Cuídate: Es el momento de que empieces a planificar el ritmo de vida después de tener al bebé, sobretodo si trabajabas fuera de casa. Aquí encontrarás algunas recomendaciones para conciliar trabajo y familia.

Control médico: Seguramente tu nivel de colesterol ha aumentado pero es normal pues se necesita para la creación de progesterona. Una vez haya finalizado el embarazo los niveles de colesterol se regularán.

Recuerda que a partir de ahora puedes sentir las llamadas contracciones Braxton Hicks, pero si sientes más de 5 contracciones en una hora es recomendable que hables con tu médico para descartar un posible parto prematuro.

El bebé

embarazo semana 29Desarrollo: La grasa blanca, importante como fuente de energía, empieza a aumentar y pronto representará el cuatro por ciento del peso total del bebé. En el bazo se están formando células sanguíneas y el sistema inmunitario se está volviendo funcional. Tus anticuerpos atraviesan la placenta llegando al bebé y ayudan a protegerlo de las infecciones a las que estará expuesto cuando nazca, pues su sistema inmunitario no madurará hasta que el bebé tenga unos cuantos meses. Los dientes ya están formados aunque están ocultos en las encías del bebé.

Sus pulmones están muy inmaduros, por eso va a realizar movimientos respiratorios más rítmicos, como los que haría fuera: rápidos si está despierto y más lentos cuando duerme. Y va a producir una sustancia oleosa que al nacer evitará que las paredes del pulmón se peguen.

Actividad: El bebé ha aprendido a moverse adaptándose al cada vez más reducido espacio, y sus movimientos harán que te dé más de una patadita en las costillas, o empuje tu útero con una rodilla o un codo.

Medidas: El bebé mide 26 centímetros desde la cabeza a las nalgas y 37 centímetros de altura. Ahora ya pesa 1,150 kilos. En estos tres meses el bebé casi tendrá que doblar su talla (de 34 a 50 cm.) y triplicar su peso.