Club Madres | Internet: seguridad en la red
177
post-template-default,single,single-post,postid-177,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Internet: seguridad en la red

Internet y demás tecnologías modernas de comunicación, son herramientas importantes para la formación de nuestros hijos pero, también ofrecen un mundo lleno de peligros. Riesgos que los niños y los adolescentes tienen que aprender a evitar. Aquí encontrarás algunas recomendaciones para guiarles por el buen uso y supervisar sus actuaciones.

Internet es una gran ventana desde la que podemos observar, comunicar, dialogar, compartir y aprender infinidad de cosas. Sin duda alguna es una fuente de información práctica, útil y rápida, que se ha convertido en un instrumento de consulta habitual en todos los hogares, siendo los niños los que más horas dedican a su uso. Pero a pesar de que Internet y otras tecnologías modernas de comunicación (mail, Messenger, sms, chats…), tienen grandes ventajas, también es cierto que por la red circula infinidad de información de todo tipo y es como un gran callejón que encierra grandes peligros, riesgos en los que los niños y los adolescentes son los más vulnerables.

En la red encontramos pornografía infantil, contenido sexual de todo tipo, anuncios de contactos, violencia, racismo, machismo… y una extensa lista de contenidos y personas indeseables. La curiosidad, las ganas de experimentar propias de la edad, hacen que los niños investiguen y busquen contenidos que, sin saberlo, pueden dañarlos. ¿Cómo sabemos que nuestros hijos están a salvo de todo lo malo que ofrece la red?, ¿qué podemos hacer los padres para protegerles y mantenerles a salvo?, ¿cómo podemos educarles para que hagan un buen uso de la red y que huyan de los peligros ó desconocidos que puedan encontrarse? La cuestión no es negarles el acceso sino educarles para que lo usen correctamente. Aquí te ofrecemos recomendaciones que te facilitarán esa labor.

Programas aliados

  • Hay programas informáticos que dan información acerca de los contenidos visitados. También puedes consultar el “Historial” de páginas visitadas que encontrarás en el menú del navegador que utilices. O bien navegar con tu hijo para ir incluyendo aquellas webs que consulte en la sección de “Favoritos” de tu navegador. Pero estas soluciones son puramente informativas y no frenan el acceso a sitios peligrosos.
  • Existen programas específicos que ofrecen servicios de control para una navegación más segura de los niños. Muchos de esos programas de control se basan en las llamadas “listas negras” que son una relación de direcciones de sitios web no aptos para menores y que quedan bloqueadas evitando así el acceso a ellas. No es un método 100% seguro, pues no controla ni a las personas que pueden actuar de mala fe a través de los ni a las páginas engañosas o webs nuevas que todavía no están identificadas.
  • Lo mejor es trabajar con “listas blancas”, es decir programas que permiten a los niños acceder sólo a una selección de páginas previamente confirmadas por los padres.
  • También existen programas que filtran las páginas y los mensajes (mail, chat, messenger…) que contienen palabras restringidas previamente por los padres. Son los llamados ciberniñeras y puedes encontrarlos en tiendas de suministros informáticos y programas.
  • Hay herramientas que limitan el tiempo de conexión (sección de seguridad y acceso con contraseña, que encuentras en el panel de control del ordenador) de esta forma podrás evitar que se conecte cuando esté solo.
  • También es recomendable bloquear la entrada de publicidad no deseada o spam.

Recomendaciones

  • Cultiva la confianza con tus hijos para que te cuente todo y te hablen de sus amistades y contactos. Intenta hablar con él de forma abierta y natural. Infórmale de los peligros que se pueden encontrar y de las consecuencias.
  • No reprimas el uso de Internet o de lo contrario aumentarás su curiosidad y su tentación, además es un elemento importante para su formación.
  • Ofrécele explicaciones constructivas, en vez de regañarle, sobre el uso correcto de la web.
  • Procura no dejarles solos navegando, intenta estar pendiente de lo que hace y los sitios a los que accede.
  • No ubicar nunca el ordenador en la habitación del niño, sino ponerlo siempre en un sitio visible.
  • Enseñar al niño que nunca debe rellenar formularios ni dar datos personales (direcciones, teléfonos, mails.) por muy tentadora que sea la promoción, sorteo o concurso. Del mismo modo tampoco deberán dar información sobre la familia (hábitos, horarios, profesiones, etcétera).
  • Explicarle que también es peligroso enviar fotos.
  • Conciéncialo de que no debe contestar o contactar con personas desconocidas, y que jamás debe acudir a una cita.
  • Coméntales que existen muchas cosas que se publican en Internet, o incluso en televisión o revistas, que no son verdad. Que no, por el simple hecho de estar publicado, tiene que ser cierto. Muéstrale como hay anuncios que disfrazan la realidad para captar personas, clientes o usuarios.
  • Enséñale también que hay contenidos ilegales y que su acceso y tratamiento está penado por la ley por lo que no puede consultarlos: pornografía infantil, racismo, xenofobia, información que viola la intimidad de las personas, terrorismo, fraude, drogas… y contenidos que defienden la anorexia, la bulimia y situaciones similares.
  • Infórmale de que sólo debe consultar los contenidos adecuados para su edad.
  • Los juegos interactivos pueden provocar adicción por lo que es recomendable limitar el tiempo de uso además de privar aquellos de contenido inapropiado.
  • Es importante que no se descarguen software, música o archivos sin la presencia de un adulto ya que muchos de ellos son de contenido sexual bajo nombres camuflados.
  • Establece reglas de uso de Internet y demás programas de comunicación, imprímelas y ponlas al lado del ordenador para que las tenga siempre en cuenta.
  • Enséñale a que debe de avisar a algún adulto, preferiblemente los padres, si se encuentra en una situación incómoda o fuera de lo común..

Cómo saber si está siendo acosado

Si tu hijo está siendo acosado por alguien a través de la red es posible que notes alguna de estas señales en él:

  • Su estado de ánimo es de tristeza, depresión o notas un cambio de actitud.
  • Hace o recibe llamadas de personas desconocidas.
  • Recibe regalos o paquetes.
  • Consulta el ordenador a solas o a escondidas.
  • Intenta ocultar lo que hace.
  • Se aísla, se aparta de la familia y amigos y sólo quiere estar con el ordenador.

Puedes obtener más información sobre programas que te ayudarán a controlar la seguridad de tus hijos. Algunos de ellos te los puedes descargar de forma de gratuita.

 

ENLACES DE INTERÉS

Exprimelared
Protección de menores
Chaval.es
Protegeles.com
Optenet
Cyberpatrol

LIBRO RECOMENDADO

Lo que hacen tus hijos en Internet

El uso que hacemos los adultos de las nuevas tecnologías de la comunicación dista mucho de cómo lo hacen los jóvenes. Sin duda, nuestros hijos sacan mucho más provecho: chatean, envían sms y correos electrónicos, se conectan a la mensajería instantánea, se descargan archivos y navegan por multitud de páginas. La mayoría pasan todo el día “conectados” a móviles y ordenadores, sufriendo  sigue leyendo >>>