Club Madres | Mejora su desarrollo motriz
510
post-template-default,single,single-post,postid-510,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Mejora su desarrollo motriz

Puedes ayudar a tu hijo en su desarrollo con actos sencillos. Jugando con él no solo contribuirás a la adquisición de nuevas habilidades sino que permitirás establecer fuertes vínculos familiares..

La estimulación en los niños es una forma importante y beneficiosa de mejorar su desarrollo, pero hay que tener en cuenta que una sobre-estimulación es perjudicial y tendría un efecto contrario. Hay que empezar por aquellas acciones por las que el niño ha empezado a tomar interés. Enséñale, muéstrale que cosas puede hacer con aquel objeto por el que tiene curiosidad. Y sobretodo juega con él y celebra sus logros, tu ejemplo y tu apoyo son su principal estímulo.

Estimula su movilidad

– A partir de los 2-3 meses, para ayudarle en sus movimientos, puedes dejarle un ratito al día sin de ropa y pañal (en una habitación caldeada), así tendrá libertad para moverse. Juega con él estirando y encogiendo sus piernas, estimúlale para que patalee pues así se ejercitarán los músculos que le ayudarán más adelante a caminar.

– Colocarlo boca abajo, cuando ya tenga de 3 a 4 meses, sobre una superficie blandita le ofrece mayores cosas para mirar, por lo que estimulará su interés en alzar la cabeza para contemplar lo que hay a su alrededor y en estirar los brazos para intentar alcanzar los objetos de su interés.

– Cuando muestre interés por alcanzar objetos, juega con él a dejárselos a su alcance desde varias posiciones para estimular su coordinación.

– En el momento que aprende a gatear todo lo que está a su alcance será de su interés, y eso por otra parte estimula su desarrollo motriz y sensorial. Deja que explore con seguridad quitando de su alcance solo lo peligroso.

– Enseña como le escondes su juguete preferido para que vaya a buscarlo.

– Cuando, con ayuda ya pueda andar, practicar con él, aumentará su confianza para luego hacerlo solo.

– Cuando empiecen a caminar ofréceles un correpasillos mejorará su equilibrio y control de movimientos.

– Déjale jugar al aire libre, llévalo al parque, al campo, a la montaña, sobretodo a partir de los 18 meses. Déjale que corra, que intente trepar, escalar… y anímale a ello. Alaba sus logros y ayúdale cuando lo necesite. Hacer carreras, concursos de saltos, lanzar balones, columpiarse… son juegos que puede compartir contigo y con otros niños. Fortalecerá su musculatura y conseguirá mayor agilidad. La actividad al aire libre es la mejor manera de hacer ejercicio y por supuesto la más divertida y económica.

Mejora la funcionalidad de sus manos

– Para que llegue a controlar el sistema de pinza, ofrécele jugar con artículos con cordel ó déjale que meta cosas pequeñas en una botella de plástico (macarrones, legumbres… ) siempre vigilando que no se las lleve a la boca.

– Para ayudarle a dominar el coger y soltar un objeto a su voluntad, mete varios objetos (de diferentes formas, colores y texturas) dentro de una caja, verás como se divierte sacándolos todos y volviéndolos a meter. No necesitas nada sofisticado, una simple caja de cartón y objetos caseros como un limón, una pelotita, un peluche, una bola de aluminio, uno de sus zapatitos…

– A partir de los 10 meses sus movimientos son más precisos, es capaz de coger cosas pequeñas, de hacer construcciones, de meter y sacar objetos, se interesa por lo que se mueve… es el momento de complicar un poco los juegos. Puedes probar con los puzzles o los juegos de encajables, siempre adaptados a su edad.

– A medida que tu hijo va adquiriendo destreza puedes ir practicando nuevas actividades. Hacer construcciones con bloques de madera, jugar con tuercas y tornillos, hacer manualidades con diferentes materiales (papel, legumbres, cajas…), etc. Son  juegos que mejoran las habilidades de los niños además de potenciar su creatividad.