Club Madres | La vuelta al cole
391
post-template-default,single,single-post,postid-391,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

La vuelta al cole

Se acaban las vacaciones, comienza un nuevo curso escolar, volviendo la rutina para padres e hijos. Como no todos lo vamos a vivir con la misma alegría, te aconsejamos algunas medidas a tener en cuenta para sobrellevar lo mejor posible la vuelta al colegio.

Organizarlo con tiempo

Planificar las cosas con tiempo es básico para que el inicio del curso no sea traumático ni caótico.

Preveer el gasto: Los libros, el material escolar, la ropa, el calzado… son muchas las cosas que hay que comprar para el nuevo curso y, si tienes varios hijos, el desembolso económico es realmente elevado. Por eso te recomendamos que no dejes las compras para el último día y las vayas diversificando durante los meses previos. Compara precios antes de comprar, podemos encontrar grandes diferencias de un establecimiento a otro. Existen librerías que venden los libros de texto con un 5% de descuento. También es aconsejable hacer un repaso del material escolar del curso anterior (mochila, estuche, lápices, libretas, etcétera) no hay que comprarlo todo nuevo cada año.

Adaptación a la rutina: Para evitar el desánimo porque se acaban las vacaciones y vuelven las obligaciones y la rutina, es importante no hacer un cambio brusco de ritmo de vida. Aprovecha las horas de sol, las tardes y los fines de semana, para seguir haciendo las mismas actividades que hacías en vacaciones (paseos, salidas, piscina, parque…). Ves adaptando los nuevos horarios de forma progresiva, durante las semanas previas al inicio de las clases, sobretodo en las comidas y el sueño. De esta manera el niño no notará tanto el cambio, su cuerpo estará más habituado, le costará menos empezar y aceptará la novedad con mejor ánimo.

Evitar sorpresas

Los niños necesitan estar prevenidos para los cambios. Hay que prepararlos para lo que está por venir. Hablar con ellos, repasar los deberes, involucrarlos en las compras… les ayudará a que la vuelta al cole no sea una sorpresa negativa.

Hablar: Los niños, sobretodo si son pequeños, deben ir haciéndose a la idea de que se acerca el día de volver al colegio, por eso, es aconsejable hablar del tema, recordar a los compañeros, las actividades que hará y todo lo relacionado con el nuevo curso. De esta forma se van preparando para la vuelta al cole y cuando llegue el momento estarán preparados.

Repaso: Muchos maestros proponen actividades lectivas a los alumnos para que las realicen durante las vacaciones. Repasarlas las semanas o días previos servirá para “despertar” el cerebro del letargo estival.

Involucrarlos en las compras: Tu hijo debe participar de manera activa en la preparación del material que va ha necesitar. Pídele que haga una lista con lo que crea que necesita e ir juntos a comprarlo, si necesita mochila déjale elegirla y si ya la tiene anímale a decorarla.

Cambio de centro: Si además existe un cambio de centro escolar, es aconsejable que el niño lo visite de nuevo durante los días previos al inicio de las clases. Ver las aulas donde estudiará y desarrollará las diferentes actividades hará que no se sienta tan perdido.

Guardería: Si tu hijo empieza la guardería, sobretodo si es el primer año, deberás hacer una incorporación progresiva dejándolo en el centro no más de dos horas el primer día e ir aumentando el tiempo poco a poco para ir facilitando su adaptación.

Durante el curso

Una vez superado el periodo de adaptación debes ser disciplinada y mantener unos horarios que te permitan acudir a todo con tranquilidad y que ayudarán a tu hijo en esta importante etapa.

Descanso: El rendimiento de un niño está vinculado al descanso que este tiene así que es necesario que duerma las horas que se recomiendan para su edad.

Desayuno: Es muy importante que el niño se levante con tiempo suficiente para que desayune correctamente. La ingesta de alimentos antes de empezar la actividad está vinculada, al igual que el descanso, con el rendimiento durante la mañana.

Hablar: Es muy recomendable que hables con tus hijos, tanto durante el periodo de adaptación para conocer sus inquietudes como durante el curso. Hablar de las novedades, de las cosas que le interesan y de las que le preocupan. Interésate por lo que le envuelve, ábrete y permite que él se abra a ti. La comunicación es vital y piensa que en el colegio es el segundo lugar, en el que pasará la mayor parte del tiempo.

Deberes: Ayúdale con las actividades y deberes siempre que lo necesite. Interésate por el desarrollo de su aprendizaje animándole a mejorar y a superarse.

Recompensa: Enséñale la recompensa que se obtiene cuando se ha estudiado y se ha trabajado de verdad. No debe ser material o de lo contrario entenderá que debe estudiar para conseguir un objeto y no para ser mejor. Dile lo orgullosos y lo contentos que estáis de su esfuerzo y dedicación. Y hacerle entender que solo así conseguirá lo que se proponga.

Tiempo libre: Es necesario que en su horario también haya tiempo para el ocio. El juego, las actividades lúdicas le permiten desconectar de las tareas y obligaciones diarias.

¡Feliz vuelta al cole!

 

Tags:
,