Club Madres | La varicela
3796
post-template-default,single,single-post,postid-3796,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

La varicela

Es una enfermedad muy común en los niños. Está causada por un virus y es altamente contagiosa. Conocer esta enfermedad más a fondo te ayudará a detectarla cuanto antes y paliar sus síntomas.

¿Qué es y que síntomas tiene?

La varicela es una infección causada por el virus llamado Varicela Zóster y se caracteriza por la aparición de exantemas en la piel. Primero salen unas pequeñas manchas rojizas que poco a poco se van hinchando (pápulas) y se llenan de líquido transparente (vesículas) para terminar en costras. Este prurito puede aparecer en todo el cuerpo, produce mucho picor y puede dar fiebre. El virus puede afectar más gravemente a niños con el sistema inmunitario debilitado, a bebes de menos de un año y a adultos. Entre las complicaciones más comunes está la posibilidad de sufrir neumonía e infecciones en la piel.

¿Cómo se contagia?

El periodo de contagio va desde el inicio de la incubación (una semana antes de que aparezca la erupción) y hasta que se secan todos los granitos. Este virus se transmite a través de las gotas que el enfermo expulsa por la boca al toser o estornudar y al tocar objetos contaminados por el virus.

¿Cómo se trata?

Una vez a aparecido el sarpullido hay que aliviar los picores aplicando productos específicos (cremas, lociones, polvos que disminuyen el picor), en algunos casos se recetan jarabes antihistamínicos que alivian los síntomas de la enfermedad. Es importante evitar que el niño se rasque, pues al romperse las costras podrían infectarse (haciéndose necesario el uso de antibiótico) o quedarle marcas permanentes en la piel. En el caso de producirse fiebre se le puede administrar paracetamol (nunca ibuprofeno, es contraproducente).

¿Se puede prevenir?

La única manera de prevenir la enfermedad en mediante la vacunación y no es garantía al 100% de que no se vaya a contraer, aunque si lo hace lo hará de forma leve. En la mayoría de comunidades autónomas españolas, esta vacuna no está incluida en el calendario oficial por lo que debe de ser costeada por la familia. Esta vacuna se administra a partir del año y suele ser en una dosis.

Varicela y embarazo

Toda mujer embarazada que no esté inmunizada contra la varicela debe de evitar el contacto con niños enfermos. El virus puede causar grabes malformaciones en el bebé si su madre se contagia de varicela, sobretodo durante el primer trimestre.

Lactantes y varicela

Los bebes de menos de un año son muy propensos a sufrir complicaciones o incluso la muerte por culpa de la varicela. Es importante alejarlos de cualquier enfermo. Si es el hermano el que está contagiado hay que evitar que se acerque al bebé, que le tosa, que le hable o le toque.