Club Madres | Fomenta la creatividad de tu hijo
2137
post-template-default,single,single-post,postid-2137,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Fomenta la creatividad de tu hijo

Un niño creativo es un niño más feliz, más inteligente y más sano. Son múltiples los beneficios que aporta la creatividad y nosotros como padres debemos de estimularla.

Para fomentar la creatividad en los niños es indispensable mantener el interés por aprender, no exigirles resultados perfectos y sobre todo ayudarles a pensar por sí mismos. Los niños son creativos por naturaleza y es fácil estimular su imaginación. Puede suceder que, sin intención, acabemos cortando las alas de su creatividad cuando no dejamos que se expresen, le decimos cómo han de hacer las cosas, o bien le prohibimos inventarse historias. Si reprimimos la creatividad de los hijos, estos se convertirán en personas sin imaginación ni espíritu emprendedor.

La creatividad tiene grandes beneficios para los niños:

  • Aumenta la autoestima.
  • Desarrolla su inteligencia.
  • Se hace más autosuficiente.
  • Mejora su comunicación y expresión.
  • Beneficia su desarrollo social.

El papel de los padres es estimular a sus hijos para que sean creativos. Un niño creativo nunca se aburrirá, estará siempre entretenido sin necesidad de tener los juguetes más sofisticados, los más caros o los más tecnológicos.

  • Cualquier momento es bueno para poner a trabajar la imaginación y ser creativos (mientras vais en el coche, hacéis la compra, cocináis, recogéis…).
  • Evita un uso desmesurado de la televisión, ordenador o videoconsolas.
  • Juguetes los justos, no por tener más juguetes van disfrutar más ni van a ser más felices.
  • Los cuentos llenan a los niños de palabras, historias, fantasías e imaginación.
  • Disfruta del tiempo que pases con tu hijo, recuerda que más vale calidad que cantidad.

A los niños hay que dejarles que sean curiosos, que exploren y que experimenten cosas nuevas sin interferir, y felicitando sus resultados por poco complacientes que nos resulten. Eso no significa que deban actuar con libre albedrío todo el día convirtiéndose en pequeños tiranos, pues los niños necesitan límites, reglas, horarios y disciplina, pero también pueden descubrir cuáles son su inclinaciones artísticas, simplemente hay que encontrar el equilibrio.

  • Cuidado con sobre estimularlos, es importante que lo largo de su jornada los niños tengan tiempo para el estudio y las obligaciones pero también para el ocio y el descanso. No hay que sobrecargarlos con demasiadas actividades.
  • Descubre cuales son sus habilidades artísticas o aquellas por las que tiene mayor interés.
  • Procura que pase tiempo de ocio con otros niños, en el parque, practicando algún deporte, etcétera.
  • Redacta una lista de actividades y juegos que potencien su creatividad y que puedan ser de su agrado e interés: títeres, disfraces, plastelina, pinturas, manualidades, inventar historias, cocinar, bailar, cantar, fotografiar…

En resumen, todos los niños son creativos y lo único que necesitan es que alguien los guíe y les ayude a convertirse en adultos creativos. Un niño creativo será un adulto más feliz y sin límites auto impuestos.

LIBROS RECOMENDADOS

.