Club Madres | El síndrome del nido
2587
post-template-default,single,single-post,postid-2587,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El síndrome del nido

Síndrome del nido“, así se conoce a la necesidad irrefrenable que siente la embarazada, durante el último trimestre de gestación, por dejarlo todo limpio y a punto para la llegada del bebé.

Según se va acercando la fecha del parto a las embarazadas les entran ganas de limpiar aquello que hasta el momento no consideraban importantes (paredes, garajes, alacenas, juntas de azulejos…). Sufren el llamado sindrome del nido y sienten que tienen que limpiar a fondo, decorar y ordenar la casa, en definitiva, dejarlo todo preparado para que el bebé se sienta cómodo.

Los expertos dicen que es una manera de canalizar la ansiedad por el parto. Preparar lo que va a necesitar el bebé es algo que se puede controlar, en cambio saber como va a ser el parto, como nos vamos a encontrar, si vamos a poder con todo… son aspectos que no tendrán respuesta hasta la llegada del hijo. Es una manera de dar tranquilidad y seguridad a la madre de que todo está bajo control.

Esta sensación viene ayudada por un aumento de la energía de la embarazada que le permite acudir a muchas tareas. Aunque eso te ayudará a dedicarte de pleno en el bebé una vez haya nacido, es importante que te lo tomes con calma y que pidas ayuda para no sobrecargarte.