Club Madres | El grooming o acoso sexual online de menores
10460
post-template-default,single,single-post,postid-10460,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El grooming o acoso sexual online de menores

El grooming es una forma de acoso sexual de menores por parte de adultos a través de internet. En el grooming, un adulto trata de acceder a un menor para conseguir mantener algún tipo de relación dual o intercambiar material sexual (fotos o vídeos). Este adulto puede ser una persona con la que el menor haya contactado a través de Internet, pero también puede ser alguien que haya conocido en su entorno (…)

Para prevenir el grooming online es necesario fomentar una buena comunicación con los niños y adolescentes respecto a la manera adecuada de navegar y relacionarse a través de Internet. Es importante educar a los menores para que puedan detectar ellos mismos las situaciones de riesgo. Son los mayores los más vulnerables a este tipo de acoso y, llegada la adolescencia, actitudes de control excesivas podrían sé más perniciosas que protectoras.

Por ejemplo, no permitir a un menor hacerse un perfil en redes sociales a determinada edad puede ser contraproducente, ya que si el adolescente quiere hacerlo, lo hará a escondidas de sus padres. Por ello, es necesario que los padres actúen de forma acorde a esta realidad.

Puntos básicos para comenzar la prevención del grooming:

  • Tan pronto como su hijo o hija empiece a usar las redes sociales, es fundamental ayudarle a reflexionar con quien debe y no debe ponerse en contacto. Anímelo a que solo tenga contacto con personas que conoce en el mundo real. Al menos trasmítale que es importante limitar lo que se comparte con extraños y, en particular, nunca se deben compartir fotos o vídeos comprometidos.
  • Explíquele a su hijo que la gente no siempre es sincera en Internet. Las personas que se conocen en Internet pueden mentir sobre su edad para parecer más jóvenes, mentir sobre su sexo o simular que tienen intereses o aficiones parecidas a los menores. Transmítale la idea de que, al menos que conozcan a la persona en la vida real, estas cosas pueden ocurrir online.
  • Trate de no ser demasiado rígido y no prohíba todo uso de Internet, ya que podría provocar que los adolescentes lo hagan a escondidas. En su lugar, establezca reglas razonables y límites claros, dejando abierto un espacio de diálogo para que ellos puedan expresarse en caso de que lo necesiten.
  • Muestre a su hijo o hija que usted lo apoyará y transmítale que puede acudir a usted con cualquier preocupación que tenga. Sea lo que sea lo que hayan hecho, necesita saber que puede hablar con usted si alguien hace algo que le hace sentir incómodo, ya sean comentarios inapropiados, imágenes o peticiones sexuales.

 

Recordarles siempre las siguientes recomendaciones:

  • No hagas en la red lo que no harías a la cara.
  • No confíes en personas que sólo conoces a través de Internet, aunque parezcan muy amables.
  • Advierte a quien trata de acosarte o abusar de ti que está cometiendo un delito.
  • Si te molestan a través de Internet, bloquea a la persona y pide ayuda.
  • Te sentirás más protegido/a si no facilitas fotos o información íntima.
  • Si alguien te acosa a través de Internet, es importante que guardes las pruebas.
  • Estar al otro lado de la pantalla no protege necesariamente del acoso de otros.

Enlaces de interés sobre el acoso y apoyo a las víctimas:
Pantallasamigas.net

 

 

Extracto del libro Escuela de padres 3.0 del autor Manuel Gámez-Guadix, Editorial Pirámide