Club Madres | El cuidado dental en niños
10482
post-template-default,single,single-post,postid-10482,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El cuidado dental en niños

Inculcar el hábito en los niños para que tengan una buena higiene bucal es uno de los mejores legados que podemos dejarles. La visita anual para la revisión con el dentista, tanto para pequeños como para mayores, es lo más idóneo para una buena prevención.

Cuidando la boca y los dientes se reducen las molestias y los dolores ocasionados por las enfermedades dentales y los tratamientos reparadores. Los empastes, reparaciones y sustituciones de piezas dentales nunca serán igual como tener la propia dentadura original, tanto en función como en estética y durabilidad de la pieza.

Cuando empezar con la higiene bucal

A partir de la erupción de los primeros dientes, alrededor de los 6 meses de vida del bebé, es conveniente iniciar la limpieza de dientes. Para ello bastará con liarse una gasa estéril alrededor de un dedo y frotar los dientes para eliminar restos.

A partir de los 12 meses, es conveniente iniciar el hábito, con un cepillo de dientes pequeño apto para bebés y sin usar dentífrico.

A partir de los 3 años de edad, es conveniente lavare los dientes una vez al día con un poco de pasta dentífrica especial para niños que contienen menor cantidad de fluor, poniendo una cantidad inferior al tamaño de un guisante y vigilando que no se la traguen.

A partir de los 6 años, es necesario cepillarse dos veces al día con pasta fluorada. Este hábito debe mantenerse y consolidarse.

Es importante que los padres supervisen a los hijos para verificar que la higiene es correcta, ya que hasta que no son más mayores no dominan bien el arte del cepillado y, los restos de alimento que puedan quedar se transforman en caries.

Enfermedades bucales

Es importante conocer las principales enfermedades bucales que existen para tener una mayor conciencia:

Caries dental: provocada por bacterias que utilizan el azúcar de los alimentos para producir un ácido que desmineraliza la estructura de los dientes hasta provocar su destrucción. Para reducirlo es necesario reducir el consumo de dulces, sobretodo entre comidas, y cepillarse los dientes después de cada comida.

Enfermedad periodontal: afecta a las encías, en la fase inicial se produce inflamación y sangrado de las encías (gingivitis). Si la enfermedad no se controla, se puede producir una pérdida del hueso de sujeción de los dientes (periodontitis) que se manifiesta con la movilidad de los dientes para finalmente perderlos. Para evitarlo hay que mantener una excelente higiene bucal y evitar el consumo de tabaco.

Cáncer oral: provocado por el tabaco, el alcohol, la mala higiene bucal, el mal estado de los dientes, el uso de prótesis mal ajustadas… El control odontológico puede detectar las lesiones en las etapas iniciales y establecer un tratamiento.

Consejos prácticos

  • Cada uno debe tener y utilizar su propio cepillo de dientes.
  • Es importante cepillarse después de cada comida.
  • Evitar alimentos ricos en azúcares, tanto si son naturales como si son productos elaborados (sobretodo estos últimos).
  • Eliminar el consumo de golosinas, refrescos, zumos y demás productos ricos en azúcares.
  • Para un correcto cepillado de dientes, es conveniente realizarlo durante 3 minutos después de cada comida.
  • Cambiar el cepillo cada tres meses aproximadamente.
  • El cepillo debe tener las cerdas rectas, en el momento que ya empiezan a estar curvadas la limpieza no será correcta y será necesario cambiarlo.

La Federación Dental Internacional recomienda cepillarse los dientes con pasta fluorada, como mínimo, dos veces al día, a partir de los 6 años de edad.

Tags:
,