Club Madres | Dónde dormir en vacaciones
356
post-template-default,single,single-post,postid-356,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Dónde dormir en vacaciones

A la hora de elegir destino para nuestras vacaciones o para pasar unos días de descanso, hemos de pensar en primer lugar que tipo de alojamiento es el más adecuado para nuestra familia. A continuación te damos la información a tener en cuenta para tomar esa decisión.

Hotel: El hotel es el alojamiento más cómodo por excelencia. No has de preocuparte de nada, tienes servicio de habitaciones, limpieza todos los días, televisión, suelen tener habitaciones adaptadas para familias grandes o con bebés y algunas organizan a diario actividades, tanto para los hijos como para los padres, incluso puedes olvidarte del despertador pues, si lo necesitas, te avisan ellos mismos. Según el hotel que elijas, puedes contratar solo alojamiento o incluir desayuno, comida y cena despreocupándote de buscar cada día un restaurante. En cuanto a los inconvenientes tienes que valorar el tema económico, pues dormir en hotel suele ser más caro que decidirse por otro tipo de alojamiento. Para familias con niños que empiezan con sus primeras papillas no suele ser la mejor opción pues, al no tener cocina, tendrán que disponer de algún artículo eléctrico que les permita prepararlas en la habitación teniendo que comprar a diario los ingredientes necesarios para ello, aunque si la estancia es de solo 3 ó 4 días te las puedes llevar preparadas de casa y conservarlas en neveras portátiles.

Apartamento: Este es un alojamiento que te permite estar como en tu casa, lo que puede ser, al mismo tiempo, una ventaja y un inconveniente. Dispone de una ó varias habitaciones, baño, cocina y salón. Puedes cocinar y comer allí mismo con el consecuente ahorro en restaurantes y es una ventaja para familias que necesitan dietas especiales aunque, por otro lado, hay que limpiar y fregar. Suele ser más económico, ya que el importe no es por persona sino por apartamento.

Apartahotel: Suelen ser habitaciones, con una pequeña cocina, que están ubicadas dentro del mismo complejo hotelero, lo que te permite tener acceso a los servicios de los que dispone el hotel. Se podría considerar como un alojamiento intermedio entre el hotel y el apartamento, con las ventajas de ambos, como el servicio de restaurante y la limpieza diaria, aunque algunos no incluyen la limpieza de la cocina hasta la salida de los huéspedes, a esto hay que añadirle la posibilidad de cocinar y comer en la habitación si lo deseas.

Camping: El alojarse en un camping tiene todas las ventajas de disfrutar de unas vacaciones al aire libre sin carreteras, sin ruidos y con un montón de servicios para toda la familia como parque infantil, piscina, bar, restaurante, sala de juegos, supermercado…, aunque suelen estar alejados de núcleos urbanos lo que requiere utilizar el coche para cualquier necesidad que surja. En un camping puedes elegir varios tipos de alojamientos:

  • La tienda de campaña sería el más económico y requiere que dispongas de todo lo necesario para una estancia cómoda, desde la ropa de cama y colchón hasta la cocina y nevera. No es recomendable para lugares fríos ó en temporadas de invierno pues la única protección con el exterior es una tela de algodón bajo una impermeable. Otro inconveniente es la necesidad de usar los aseos y duchas públicos. Aunque para los más pequeños eso es lo de menos, pues el juego de las cabañas a lo grande es toda una aventura.
  • La caravana es un habitáculo pequeño pero con todo lo necesario para la vida diaria: salón que se convierte en habitación, cocina, aseo, aunque algunos no disponen de ducha, e incluso un porche donde disfrutar en familia.
  • El bungalow es como un apartamento pero de madera, con una o varias habitaciones, cocina-office y baño completo, algunas disponen de calefacción y aire acondicionado. Es la opción más cómoda para los que les gusta disfrutar de las ventajas del camping sin los inconvenientes de la tienda de campaña ó las estrecheces de la caravana.

Ya solo te queda decidir si te vas al campo, a la playa ó ha hacer turismo cultural.

¡Feliz estancia!