Club Madres | Crisis económica y la familia
7128
post-template-default,single,single-post,postid-7128,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Crisis económica y la familia

Las facturas, la hipoteca, el colegio, la escasez del trabajo, y que los precios cada vez son más elevados, hacen que cada vez tengamos más gastos y menos ingresos. Estamos viviendo un momento de crisis económica mundial y que afecta sobre todo a nuestro país. Si además estás embarazada o tienes hijos los gastos aumentan, por eso queremos darte algunos consejos para afrontar la situación.

Consejos para ahorrar

Después de vivir unas décadas de bonanza económica ahora sufrimos una crisis muy severa. Es momento de apretarnos el cinturón. De intentar mirar hacia el futuro con optimismo, intentar que no nos afecte a nuestra salud y a nuestro estado de ánimo, y sobretodo buscar soluciones prácticas en vez de esperar que a que nos resuelvan la situación. Por todo eso te brindamos algunos consejos prácticas para ahorrar:

  • Comparar precios es importante y comprar aquellos productos cuyos precios son más competitivos.
  • Las tarifas de teléfono, adsl, electricidad, gas, agua… ahora hay más oferta en el mercado, y es momento de buscar cual es la más barata.
  • Pequeño ahorro en el hogar adquiriendo un buen hábito: no dejar luces encendidas, la calefacción a menos de 21ºC, el aire acondicionado solo si es muy necesario, no dejar encendidos el televisor, la radio y otros electrodomésticos si no se están utilizando. Llenar bien la lavadora, o el lavavajillas. Utilizar bombillas de bajo consumo.
  • Utiliza el coche solo lo necesario, es momento de caminar un poquito, activar las piernas también nos vendrá bien.
  • Evita desayunar y almorzar fuera de casa, y si el trabajo no te lo permite entonces llévate comida de casa.
  • Ahorrar no significa quedarse sin salir de casa, salidas de ocio más económicas si son posibles. Busca en portales de internet ofertas y compras low cost.
  • Compra productos de segunda mano. Ahora existen muchos portales de compra-venta de productos a precios muy ventajosos. En la red se puede encontrar de todo.
  • Utiliza estos portales para vender aquellas cosas que ya no utilizas.
  • Aprovecha la época de regalos y los cumpleaños para pedir lo que realmente te es necesario.
  • Solicita todas las ayudas sociales posibles: becas para los libros o el comedor del colegio, subvenciones y otras ayudas que muchos ayuntamientos y organismos ofrecen. Entérate si tienes opción a alguna de ellas.
  • Aprovecha las cosas que te den: ropa, juguetes, mochilas… de primos, amigos, vecinos… todas esas cosas suponen un gran desembolso.
  • Intercambia favores. Un día puedes cuidar o hacer de canguro del hijo de una amiga y otro día te cuidarán a tu hijo. De esta forma ahorrarás en horarios de acogida del colegio, extraescolares o canguros.
  • Ludotecas, parques, bibliotecas… son lugares de ocio y juego para los niños que no suponen ningún gasto.

Vivimos en una época muy consumista y materialista, en la que se adquieren cosas muchas veces innecesarias: caprichos, ropa, accesorios… que no son importantes, y de los que podemos prescindir fácilmente, con lo que podríamos ahorrar una gran suma de dinero.

Hay que enseñar a nuestros hijos la importancia que tiene el dinero, de lo mucho que cuesta ganarlo, y de lo necesario que es una correcta administración. Hay que enseñarles a que valoren las cosas y a que las cuiden.