Club Madres | Convivir con la alergia
595
post-template-default,single,single-post,postid-595,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Convivir con la alergia

El niño alérgico no debe sentirse diferente ni marginado y ha de aprender a convivir con su enfermedad. Tiene que conocer que le provoca la alergia y  se le ha de motivar para que se comporte de forma responsable y participe en sus cuidados de forma activa.

Es muy importante saber y conocer a la perfección la enfermedad que se sufre e intentar mejorarla y no resignarse a sufrirla. Las alergias pueden provocar síntomas molestos aunque inofensivos (estornudos, lagrimeo, picor…) pero también graves (vómitos, urticaria, ahogo, shock anafiláctico…) Por eso, la alergia es una enfermedad a la que hay que tomar muy en serio, y no solo el que la sufre sino también los que están alrededor y conviven con el paciente.

Tanto el niño como los que le rodean, deben estar informados de la alergia. Es muy importante informar a los profesores, educadores, canguros y en general a las personas que pasan tiempo con el niño sin la presencia de sus padres, de la enfermedad, los síntomas y las medidas que hay que tomar en caso de necesidad.

Es muy práctico poner toda la información en una hoja:

  • Las sustancias que provocan alergia e intolerancia.
  • Los síntomas de una reacción leve.
  • Los síntomas de una reacción grave.
  • Cómo actuar en cada caso indicando la medicación (y dosis) a suministrar (es práctico escribir la dosis en la caja del medicamento).
  • Las personas con las que hay que contactar y sus números de teléfono.
  • Incluir un certificado médico oficial.

Que todos presten mucha atención a la enfermedad y se lo tomen en serio servirá para evitar disgustos innecesarios.

Muchos niños se aprovechan de su enfermedad para reclamar atención especial de sus padres y demás adultos, simulando los síntomas de su enfermedad. Ante esta situación hay que actuar con naturalidad y sin darle especial atención para que desista.

Consejos prácticos

  • El niño debe conocer y reconocer las sustancias a las que es alérgico.
  • Debe aprender a evitar el alérgeno.
  • Debe vivir con normalidad y aprender que ser alérgico es algo muy común.
  • Es importante que conozca a otros niños alérgicos.

Tener mayor conocimiento de la enfermedad, te permitirá a convivir mejor con ella: adaptando tu vida a la alergia, modificando la alimentación, saneando la vivienda, evitando situaciones y lugares que la provoquen, etc. Puede ser de gran ayuda contactar con asociaciones de alérgicos, de ellas que recibirás amplia información, ayuda y consejos muy útiles.

 

ENLACES DE INTERÉS

Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica
Asociación Española de Alergicos a Alimentos y Látex
Asociación Española de Alérgicos al Látex
Asociación de Familiares y Pacientes de Dermatitis Atópica (ADEA)
Asociación de Asmáticos “Aire Libre”
Asociación Asmatológica Catalana
Asociación Española de Pediatría
Asociación Inmunitas Vera
Laalergia.com
El Portal del Asma
La Casa del Alérgico
Unidad de Alergia Infantil Hospital La Fe de Valencia

LIBRO RECOMENDADO

Alergias e intolerancias alimentarias
Cuando en la familia hay un miembro con intolerancias y/o alergias alimentarias, la alimentación y la relación con la comida se vuelve muy complicada. Conocer la máxima información sobre esta enfermedad, de la existencia de las falsas alergias o pseudoalergias, y las reacciones adversas que pueden provocar los alimentos, los aditivos alimentarios, los alimentos transgénicos y los medicamentos, es fundamental para convivir con alergia. Este libro analiza la mayoría  >>>