Club Madres | Conoce su capacidad auditiva
487
post-template-default,single,single-post,postid-487,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Conoce su capacidad auditiva

El sentido del oído ya está desarrollado antes del parto. Desde el útero el bebé percibe los sonidos que hay fuera y al nacer reconocerá muchos de ellos, esto le despertará recuerdos que le producirán sensaciones placenteras y tranquilizadoras.

La evolución de este sentido va encaminada a que aprenda a reconocer diferentes sonidos y a encontrar con exactitud donde se originan. En las próximas líneas te mostramos como progresa el oído de los niños durante sus primeros 18 meses. Esto te servirá para ver si el desarrollo auditivo de tu hijo se realiza adecuadamente, aunque recuerda que en las revisiones que le hará su pediatra ya realizan pequeñas pruebas para comprobarlo.

0 meses:

  • Percibe los sonidos que hay a su alrededor.
  • Las voces de mamá y papá le son familiares (ya las oía en el vientre materno).
  • Se relaja oyendo el latir de vuestro corazón.

1 mes:

  • Se gira hacia sonidos que le atraen (le gustan los suaves y sobretodo la voz de la madre). Pero si son fuertes o estridentes le molestan, sobresaltándole.
  • Prefiere el tono agudo al grave y la voz femenina le atrae más que la masculina.

2 meses:

  • Te atiende cuando le hablas.

3 meses:

  • Distingue la voz de la madre entre otras que haya en la habitación.
  • Mueve la cabeza en busca de los sonidos.

4 meses:

  • Sabe que os dirigís a él cuando pronunciáis su nombre.
  • Si el sonido le gusta, es capaz de permanecer atento escuchándolo, durante un ratito.

5 meses:

  • Es capaz de reconocer otras voces familiares.
  • Busca y encuentra fácilmente, de donde proviene el sonido que escucha.

6 meses:

  • Le gusta tirar cosas y escuchar el ruido que hace.
  • Ya no ha de buscar de donde viene el sonido, cuando oye algo que le interesa se gira hacia donde está con exactitud.

7 meses:

  • Responde con sonrisas y balbuceos cuando le llamáis por su nombre.
  • Distingue, por el tono de la voz, vuestro estado de ánimo.

8 meses:

  • Le interesan los ruidos cotidianos y reconoce alguno (teléfono, timbre de casa…).
  • Le divierte hacer ruido (por ejemplo golpeando objetos con el suelo o entre sí).

9 meses:

  • Puede oír un sonido débil aunque esté a cierta distancia.

10 meses:

  • Se divierte con la música, intenta imitar lo que oye (balbucea, chilla…).

11 meses:

  • Entiende muchas palabras y puede obedecer órdenes sencillas.

12 meses:

  • Siente el ritmo de la música y se mueve como bailando.
  • Reconoce a las personas más familiares solo con oírlas.

18 meses:

  • Localiza la fuente de sonidos suaves con gran precisión.

¿Cómo puedes ayudarle?

  • Lo mejor que puedes hacer para estimular este sentido es hablar con él de forma natural, le ayudará a familiarizarse con el lenguaje, a distinguir tonos de voz, reconocer palabras y relacionarlas con su significado. Háblale constantemente, mientras le das de comer, en el baño, cuando le cambies el pañal…
  • Ponle música de diferentes estilos (clásica, jazz, disco…). Interpreta con sus gestos cual es la que más le gusta.
  • En la cuna le puedes instalar un móvil que estimule su vista (con figuritas variadas en formas y colores) y oído (con diversas melodías).
  • Siéntate con él a leerle cuentos, son muy recomendables los que al tocarlos emiten sonidos.
  • Evita ruidos fuertes que puedan asustarle.
  • Es aconsejable que tu hijo capte los sonidos naturales, sácalo de paseo, ves a la playa o a la montaña…

 

Tags:
,