Club Madres | Interpreta los dibujos de los niños
186
post-template-default,single,single-post,postid-186,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Interpreta los dibujos de los niños

Los dibujos son una de las mejores formas de expresión de los niños. A través de sus trazos podemos saber como son, lo que piensan y lo que sienten. Y los padres debemos aprender a interpretarlos si queremos conocerlos más a fondo.

Para el niño, sus garabatos y dibujos son la expresión correcta de sus sentimientos y emociones. Cualquier trazo puede ser suficiente para describir su mundo. Gracias al análisis de sus dibujos podemos comprender lo que el niño quiere decir acerca de su interior y el mundo que le rodea. A través del dibujo podemos conocer la parte más inconsciente del niño, por eso debemos observar los mensajes que nos transmite y no la perfección de sus creaciones.

Para que el niño dibuje abiertamente no se le debe obligar a dibujar, tiene que tener ganas de hacerlo. De esta manera podrá expresarse con libertad además de estimular su imaginación y creatividad.

Para poder aprender acerca del carácter, personalidad y necesidades del niño así como conocer por que etapa de su desarrollo está pasando, necesitamos analizar los dibujos que el niño haya realizado durante un período de tiempo, pues con solo un dibujo no podremos hacer una interpretación completa. Es por ello que es importante que en cada dibujo, pongamos su nombre y fecha para hacer una evolución.

A continuación te mostramos los principales detalles a tener en cuenta en los dibujos de tu hijo:

¿En que lugar de la hoja dibuja?

Con solo observar en que posición dentro del papel, se encuentra el dibujo ó donde se hayan sus diferentes detalles podemos obtener mucha información sobre su forma de ser, sus tendencias, su actitud frente a la vida y su entorno.

De esta manera divide el folio en nueve casillas( tres filas y tres columnas), y observa en cual de esas casillas el niño inicia su dibujo, que parte del papel utiliza, o donde ubica los diferentes elementos y analízalo así:

Recuerdo Imaginación Sueño
Lazos con el pasado Egocentrismo natural Proyección de futuro
Miedo Inseguridad Deseo
  • Fila superior: representa su inteligencia, su imaginación, su curiosidad por descubrir cosas nuevas.
  • Fila media: es la realidad.
  • Fila inferior: nos da información de sus necesidades tanto físicas como materiales.
  • Columna de la izquierda: es el pasado. Si la mayor parte del dibujo se haya en esta zona es indicativo que los pensamientos del niño giran alrededor del pasado y que no vive el presente ni piensa en el futuro. También se dibujan en esta posición las cosas que identifican con la madre.
  • Columna central: es el presente. Si todo el dibujo está en esta zona nos revela que es un niño abierto a cuanto ocurre a su alrededor. Normalmente son niños libres de ansiedades y tensiones. También se dibujan en esta posición las cosas que se identifican con el mismo.
  • Columna de la derecha: es el futuro. Si casi todo el dibujo está en esta zona indica que el niño dedica mucha energía y pone muchas esperanzas en el futuro. El mañana representa para él algo especial y solo piensa en ello. También se dibujan en esta posición las cosas que identifican con el padre.

Colores utilizados

En términos generales podemos decir que los colores pasteles o suaves nos indican afectividad rica, sensibilidad, timidez. En cambio los colores fuertes nos hablan de sentimientos intensos, que pueden referirse tanto al amor como a la agresividad.

  • Rojo: energía, actividad, excitabilidad, agresividad (si va ligado a un uso abusivo y con dibujos violentos)
  • Amarillo: energía, adaptación, conocimiento, curiosidad, expresividad, generosidad, extroversión, optimismo, ambición.
  • Naranja: necesidad de contacto social y público, sociable, impaciente.
  • Azul: control de sí mismo, armonía, tranquilidad, introvertido, que acepta los cambios.
  • Verde: equilibrio, tranquilidad, reposo, curiosidad, conocimiento, madurez, sensibilidad, intuición.
  • Rosa: vulnerable, necesidad de suavidad y ternura.
  • Violeta: tristeza e inquietud pero también paz y armonía.
  • Marrón: responsabilidad, seriedad, estabilidad, seguridad, paciencia, organización.
  • Gris: falta de seguridad.
  • Negro: es el color que representa el inconsciente (no el mal o los malos pensamientos), confianza en sí mismo, adaptabilidad. Puede representar miedo, ansiedad, reserva, sufrimiento.

Interpretación por edades

Además de todo lo explicado anteriormente se ha de tener en cuenta la edad del niño, pues no dibujará de la misma manera con 1 año que con 5 años. De ello también dependerá su interpretación. Veamos como:

De 1 a 3 años:

Es importante observar la forma en la que dibuja, como sostiene el lápiz, la presión que ejerce, el espacio que ocupa el dibujo, la forma de los trazados y por dónde inicia el dibujo.

  • Si sostiene el lápiz de forma relajada significa que posee una motricidad tranquila. En caso contrario, si lo coge de forma forzada, nos indica que existe tensión por lo que hay que enseñarle a manejarlo de forma más suave.
  • Si ejerce presión sobre el papel significa entusiasmo, decisión, valor. Pero si la presión es débil nos hayamos ante un niño de gran sensibilidad.
  • Si ocupa toda la hoja con sus garabatos nos indica que es un niño extrovertido y que muestra confianza. En caso contrario nos indica que es un niño introvertido, tímido, inhibido, por lo que hay que conocer si le preocupa algo o le ha sucedido algo.
  • Si muestra soltura y facilidad en el trazo: es un niño sociable, alegre, seguro, que se adapta con facilidad.
  • Si el tamaño del dibujo es grande significa seguridad, afirmación, pensamiento positivo. Si por el contrario es pequeño, significa tranquilidad, soñador, introversión, timidez.

A pesar de que sus creaciones son muy simples podemos obtener información si analizamos la forma de los trazos y los colores utilizados:

  • Círculos y trazos circulares: es un niño abierto, relajado, extrovertido, entusiasta, alegre.
  • Líneas en diversas direcciones: nos indica energía, ímpetu (no necesariamente agresividad), tensión, preocupación, miedo, enfado.
  • Líneas en forma de ovillo: trauma, se encierra en sí mismo, necesita ayuda, se protege del mundo externo.

De 3 a 4 años:

Es la edad en la que se pasa del garabato al inicio del dibujo gráfico donde crea formas y figuras más representativas de la vida real.

El dibujo reiterado (no pintado de forma esporádica) de ciertas figuras representa de forma aproximada la manera de ser, de pensar y de comportarse del niño:

  • Coches: rapidez, poder, autonomía.
  • Barcos: sensibilidad, adaptabilidad.
  • Tanques: fuerza, agresividad, oculta una fragilidad interior.
  • Aviones: necesidad de explorar, imaginativo, soñador, liderazgo.
  • Robots: realista, solitario, poco comunicativo, necesita apoyo efectivo.
  • Gatos: astuto, amable, tranquilo.
  • Perros: noble, bueno, generoso.
  • León: agresivo, fuerte, impulsivo, orgulloso, autónomo.
  • Caballo: enérgico, vital, ambicioso.

De 4 años en adelante:

Los dibujos empiezan a tener más detalles y están más mejorados, e incluso puede dibujar varios elementos relacionados en una misma hoja de papel.

Si le pedimos a l niño que dibuje un personaje, sin saberlo, lo dibujará con cierta tendencia a representarse a sí mismo y del resultado de ese dibujo podemos observar como es cada una de las partes del cuerpo en relación al resto del personaje:

  • Tamaño grande: seguro de sí mismo, extrovertido.
  • Tamaño pequeño: tímido e infravalorado.
  • Cabeza grande: necesidad de cambio a nivel nutritivo o bien a nivel de comunicación.
  • Cabeza pequeña: vivencia de experiencias difíciles o negativas relacionadas con el alimento.
  • Brazos largos: necesidad de comunicar. Pero si en vez de manos dibuja garras puede significar violencia o agresividad.
  • Brazos cortos: miedo a las relaciones, a comunicarse con los demás, inseguridad, timidez.
  • Piernas largas: necesidad de firmeza y seguridad, deseo de crecer y hacerse mayor.
  • Piernas cortas: robustez y seguridad.
  • Ojos grandes: curiosidad y deseo de dominar el mundo que le rodea.

Te invitamos a adentrarte en el mundo fascinante de los dibujos de tu hijo. Descubrirás aspectos de su carácter y sus vivencias de las que, aparentemente, no tenias muestras.